Enfoque infinito

Uno de los conceptos que están en boga últimamente es el de los juegos infinitos. Estos se describen como aquellos en los que no hay un fin, que continuarán por siempre. Nadie gana, nadie pierde, solo aquellos que fallen en entender que el juego no termina.

En el mundo de los negocios, así como tu carrera profesional, debes tener un enfoque infinito. Esto implica dejar de ver un fin en puerta, o una meta específica. Se juegan por jugar, por la emoción de estar en la competencia.

No se trata de llegar a un número de seguidores en redes sociales, tampoco de llegar a las metas anuales. El juego implica que nunca que te detengas, que avances sin que se terminen tus recursos. Una vez que alcanzas una meta, surge una nueva, siempre habrá algo a qué aspirar y hacia dónde crecer.

Si llegas a pensar que el juego termina, será la única manera en que definitivamente perderás. Si piensas que tu educación terminó cuando terminaste la universidad, si crees que por haber llegado al trabajo de tus sueños, puedes colgar la toalla y quedarte quieto; entonces será cuando perderás el juego.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Deja un comentario