Encuentra a tu comprador ideal, no adaptes tu producto

¿Estás creando algo con verdadero valor, pero te has encontrado una y otra vez con clientes que no aprecian tu trabajo? Así es como terminas cambiando tu producto, tu nombre, tu imagen…tus precios.

Si has beneficiado verdaderamente a otras personas, pero sigues teniendo que cambiar tu oferta de valor por unos cuantos malos clientes que te encuentras en el camino, tu error no está en lo que ofreces, el error está en querer vender a alguien que no es tu comprador ideal. 

La idea de Seth Godin de «el mercado más pequeño viable», nos habla de que no debemos buscar ser consumidos por las masas, ya que de esa manera, terminamos haciendo trabajo común, que está dirigido para todos y para nadie.

El éxito de tus proyectos no depende de la manera en la que haces que las personas consuman algo genérico a través de ti, depende cómo logras crear algo para lo que pocos encuentran mucho valor y están dispuestos a pagar lo que sea.

Afortunadamente, los medios de comunicación se especializan cada vez más, lo que hace posible que encuentres a esas personas que desesperadamente necesitan lo que vendes, y serán ellos quienes se encargarán de conectar con otros que buscan lo mismo.

Ese momento es cuando tu marketing cobra demasiada importancia. Tu target ya no es un «hombres NSE ABC+», ahora tu target se debe ver como el momento cuando surge una necesidad. No necesitas llegar a «mujeres C+C amas de casa», necesitas llegar a «personas que llegaron a casa y olvidaron ir al supermercado» o «personas que no tienen efectivo para un taxi».

En el mundo de los servicios profesionales, todos están buscando a compradores y tomadores de decisiones, tú debes encontrar a «empresas que estén buscando lo último en innovación» o «empresas que necesitan un proveedor cercano y confiable«. No buscas el puesto, sino el estado mental y emocional de tus compradores.

Debes ser la solución a una necesidad, la que alguien esté dispuesto a pagar su valor o más.

Si eres el proveedor confiable, aquella empresa que esté buscando al más económico, hará que cambies tu modus operandi para que te adaptes a ella, cuando son ellos quienes estarían comprando el servicio incorrecto. Saldrán insatisfechos y tú también.

Así que la siguiente vez que un cliente intente de hacer menos lo que ofreces, o cambiar las reglas del juego para que te adaptes a su manera, date cuenta que es el comprador incorrecto para el producto incorrecto y no hay nada de malo en decir «no, gracias».

Encuentra al comprador indicado y el éxito de tus campañas se multiplicará.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Un comentario en “Encuentra a tu comprador ideal, no adaptes tu producto

Deja un comentario