Es más fácil conseguir 10 mil pesos, que un trabajo de 10 mil pesos

Lo mismo sucede con todos los niveles de sueldo. Por naturaleza, un trabajo exige más de lo que vales, de lo contrario, no sería negocio para el empleador. Aunque tienen sus motivos.

Entre los costos de operación, prestaciones, impuestos y seguros, la empresa solamente te entrega una parte de lo que cuestas. Entonces, cuando haces un trabajo cuya compensación en el mercado está valuada en 10 mil pesos al mes, la empresa busca obtener al menos 20 mil. Es lógico, es la manera sensata de hacer negocios.

¿Qué te ofrece la empresa a cambio?: Seguridad.

Sabes que estás obteniendo menos de lo que deberías y que estás perdiendo el 70% de tu vida en esa empresa, sin embargo, continúas trabajando en el mismo lugar, haciendo algo que te aburre. ¿Por qué sigues ahí?

Como dice Tony Robbins, el padre del coaching y uno de los más prominentes representantes del desarrollo personal:

Las personas abandonarán sus sueños e ilusiones con tal de satisfacer sus necesidades básicas.

Hay dos tipos de necesidades, las emocionales, que el mismo Tony Robbins define como:

  1. Certeza – Sentir que tienes algo seguro, que siempre estará ahí para ti.
  2. Variedad – Un poco de cambio, sorpresas agradables.
  3. Significado – Que eres alguien importante, que estás logrando algo.
  4. Amor / Conexión – Cuando estás conectado a otras personas.
  5. Crecimiento – El progreso es esencial para la felicidad.
  6. Contribución – No lo haces solo para ti, ayudas a otras personas.

Por otro lado, se encuentran las necesidades humanas, definidas por el casi legendario Abraham Maslow:

  1. Fisiológicas – Techo, comida, descanso.
  2. Seguridad – Empleo, recursos, salud, propiedad.
  3. Afiliación – ser parte de un grupo o compartir con alguien
  4. Reconocimiento – Ser reconocido por lo que haces.
  5. Autorrealización – aceptación, creatividad, libertad.

Un empleo cubrirá la primera de las necesidades emocionales y si acaso, las primeras tres de las necesidades humanas. Es decir, que ser trabajador para una empresa, implica que asegures lo mínimo que necesitas para sobrevivir. Esto significa que no vas a vivir mucho en el proceso.

En cambio, cuando decides soltar un trabajo estable para convertirte en emprendedor, independiente, o freelance, estás dejando ir la certeza, para perseguir necesidades más complejas, como la autorrealización, el reconocimiento, el crecimiento y la contribución.

Es un intercambio sencillo, con la diferencia que cuando eres autoempleado, no tienes un techo que te limite. Eres capaz de producir tanto como tú puedas conseguir con tus propios medios.

Por eso es más fácil conseguir 10 mil pesos, que un trabajo de 10 mil pesos. Cuando sales al mundo independiente, descubres que 10 mil pesos se pueden lograr en un abrir y cerrar de ojos, sin siquiera ejercer mucha energía o trabajo.

El intercambio es, que esos 10 mil pesos no están asegurados para el próximo mes. Si lo hiciste bien, habrás cerrado un trato por 3 o 6 meses, pero nada más.

La gran ventaja es, que puedes generar 6 veces esa cantidad con el tiempo que tienes a tu disposición y ganar 60 mil pesos, haciendo 6 trabajos de 10 mil pesos. Sin necesitar conocimientos más complejos.

Pongamos como ejemplo a una diseñadora gráfica. Esta diseñadora, cuando trabajaba para una agencia, hacía 20 logotipos al mes. La agencia le pagaba 10 mil pesos por su trabajo, a cambio de seguridad económica, horarios fijos (tomando muchas libertades con ese concepto) y la oportunidad de ser parte de la empresa.

Ahora, si te pregunto, ¿cuánto vale un logotipo profesional? Por lo menos 4 mil pesos, y eso si consigues que alguien de confianza lo haga. Los cálculos para esta diseñadora se hacen solos, su trabajo vale mucho más de lo que recibe.

¿Qué sigue para ella? Cambiar la estabilidad por incertidumbre. Su mayor dificultad será hacer su propia promoción. Una vez que encuentre la manera de encontrar un flujo continuo de proyectos, recibirá mucho más por su trabajo y, gracias a la libertad que este nuevo esquema ofrece, podrá aportar infinitamente más valor a sus clientes, porque producirá trabajo más inspirado, más creativo, más personal y más real.

Las buenas noticias para ella, es que solamente necesita tres logotipos para ganar más de lo que recibía antes.

Si trabajas en seguir desarrollándote, lograrás elevar el valor tu trabajo múltiples veces. No es lo mismo hacer logotipos, que hacer los mejores logotipos del mundo.

Hoy más que nunca, la interconectividad te permite ser encontrado fácilmente por aquellas personas que necesitan tu trabajo y es más fácil recibir el valor de lo que produces.

La inestabilidad solamente es real por breves periodos. Cuando entiendes que conseguir 10 mil pesos es mucho más fácil de lo que pensabas, las puertas se abren y los límites de tu mente desaparecen.

Solo queda un creciente sentimiento de emoción y un brillante futuro en tu camino.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Deja un comentario