Deja la huella de tu trabajo en el ciberespacio

El físico de partículas británico, Brian Cox, fue entrevistado por Joe Rogan, un comediante que siempre parece sacar el lado más interesante de sus invitados, quien arranca las respuestas que siempre quisimos saber de las mentes más interesantes del mundo.

Cuando Joe le pregunta si cree que existe una civilización más avanzada que nosotros, en otros planetas, Brian dice aún estar excéptico, ya que si pones en contexto lo que ha logrado la humanidad en apenas 500 años (una medida de tiempo que en contexto del universo, es diminuta), es impresionante lo que hemos logrado. Hemos llegado a la luna, estamos llevando telescopios y robots a otros planetas. Si alguien viera la tierra desde fuera, es indudable que una especie inteligente la habita, ya que está rodeada de satélites, estaciones espaciales y se ilumina por las noches.

Si ponemos esto en contexto, una civilización más avanzada que nosotros probablemente habría dejado una huella perceptible en el universo. Si ese es el caso, es posible que la detectemos pronto. Si no es así, entonces somos la única especie avanzada en este momento del espacio-tiempo.

Igual que el universo, el internet está poblado por miles de millones de sitios, algunos tan grandes que crean una galaxia de pequeñas páginas orbitando alrededor de ellos. Ahí tienes a los Google y los Facebook del mundo. Esas entidades imperdibles cuando ves el universo del internet.

Entre esa infinidad, algunos individuos han logrado dejar una huella. No estoy hablando de corporaciones u organizaciones que con todos los recursos del mundo arremetieron en nuestras vidas, hablo de aquellos individuos, que siendo una o dos personas frente a su computadora, han logrado dejar una huella en el inconsciente colectivo. Si el día de mañana hiciéramos una recolección de lo que se ha subido a la red, ellos aparecerían como una parte vital.

Estoy hablando, por ejemplo, de Rhett & Link, quienes llevan casi una década creando videos de entretenimiento en YouTube. Personas como PewDiePie que crearon géneros de entretenimiento en si mismos, Gary Vaynerchuk, o Tim Ferris, quienes con sus empredimientos cambiaron la cultural millennial para siempre.

Estas personas son un ejemplo de que cualquiera con la voluntad de hacerlo, lo puede lograr. Ese es en gran medida el sueño del internet, que las oportunidades están ahí para quien las quiera tomar. Parece que fuera fácil, que cualquier persona con acceso a una cámara y un videojuego lo puede hacer, pero no es así.

Lo que nadie te dice, es que estas personas han llegado hasta donde están gracias a una loca y enfermiza constancia que les permitió dejar su huella.

Dejar tu huella en internet implica que pases años sin tener la atención de las personas que buscas impactar, que trabajes arduamente para crear contenido que en un principio nadie va a ver y que todos se sentirán con el derecho de juzgar. Pero una vez que pases ciertos peldaños y continúes incesantemente tu misión de crear, empiezas a generar un cambio a tu alrededor.

Esa huella puede ser interpretada como un alto nivel de autoridad para los conocedores del SEO, pero para una persona común y corriente, significa haber llenado la playa, poniendo un grano de arena a la vez.

Por eso es tan difícil dejar tu huella en el universo del internet, debes luchar contra todas las corrientes que arrasan contra ti, sin desistir. Más que eso, la lucha interna de mantener la constancia.

Si quieres tener un futuro con tu contenido, primero piensa que es una pelea que librarás durante mucho tiempo, con pocas personas prestando atención, donde tú mismo dudarás de tus capacidades; pero que poco a poco, tu trabajo generará suficiente luz para ser notado en la inmensidad del ciberespacio.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Deja un comentario