Sin inspiración

Aunque está clavado en nuestro inconsciente que la inspiración es necesaria para crear, no es un requisito. Tal vez es necesaria para crear cosas geniales, pero la creación diaria tiene más que ver con nuestro trabajo de todos los días que con obras maestras.

Si tu compromiso es con la creación, entonces debes hacerlo sin importar los obstáculos internos. La constante superación de tus propias limitantes, te permitirá tener mucho más éxito cuando la inspiración llegue a ti.

Stephen King es uno de los autores más importantes de nuestros tiempos y lo ha logrado con una mentalidad de entrega absoluta al trabajo. Él mismo dice que cuando trabaja, lo hace todos los días, durante al menos cuatro o cinco horas diarias. Son los días que no tiene inspiración, cuando sale su trabajo más intrigante, ya que te obligas a ti mismo a crear sin los recursos y tomas herramientas de otros lados donde no lo harías regularmente.

Cuando no te sientas inspirado, fuérzate a ti mismo a crear algo nuevo. Si sales de tu zona de confort, podrás crear algo distinto, que te sorprenda a ti mismo. También es posible que crees tu peor trabajo hasta el momento. Si este es el caso, al menos habrás sacado algo algo inservible de tu sistema, dejando espacio para el trabajo que vale la pena.

Como dicen muchos escritores: si crees ser un buen escritor, muéstrame tu mala escritura.

La creatividad basura es tan importante como la creatividad excelente, al igual que las fallas en un entrenamiento son tan importantes como los aciertos. Nos ayudan a entender nuestros puntos débiles y mejorar de forma constante.

Al final, trabajamos para mejorar. Es solo la devoción y la constancia por crear algo que vale la pena, lo que te permitirá, después de muchos intentos, llegar a tu objetivo.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Deja un comentario