Cómo encontrar una empresa donde prosperes

No todo el mundo quiere ser independiente. Muchas personas necesitan la estabilidad que brinda ser parte de una organización confiable, que les pueda aportar crecimiento económico, un camino claro hacia el futuro y un buen ambiente de trabajo.

Muchos conocidos míos están felices en sus trabajos y eso no tiene nada de malo, pero son pocas las empresas que permiten a sus empleados tener esa felicidad. Requiere mucho compromiso de parte de los líderes, lo que es muy extraño de encontrar en México, especialmente entre las empresas medianas y grandes.

En mi experiencia, encontrar una buena organización para trabajar debe ser tan importante como encontrar una buena pareja. Debes saber lo que buscas, lo que puedes aportar y esperas recibir a cambio.

En países de Latinoamérica, no estamos acostumbrados a darle valor a nuestro tiempo y trabajo, creemos que cualquier empresa es buena para trabajar en el momento que recibimos una oferta de trabajo. Los procesos de entrevista parecieran que estamos rogando que nos contraten, en vez de buscar un lugar donde podamos prosperar.

Tengo mucha experiencia tanto haciendo entrevistas como siendo entrevistado, he trabajado con todo tipo de empresas y siempre encuentro los mismos errores en el proceso. Te comparto algunos de mis puntos más importantes, para encontrar una empresa donde puedas tener éxito.

1.- Busca un buen liderazgo, no puestos, ni dinero.

Cuando estés en un proceso de entrevistas, pregunta por puntos clave que denotan un buen liderazgo, como si los jefes se preocupan por los empleados, qué tan humano es el trato, los pequeños beneficios que hacen la vida más llevadera (como flexibilidad de horarios, oportunidad de crecimiento, prestaciones, amenidades en la oficina).

Presta atención a aquellas empresas donde el trato se lleva entre iguales y no con una jerarquía de hierro. Los tratos a través de títulos como Licenciado o Ingeniero pueden ser una mala señal cuando buscas ser tratado como humano y no como una pieza reemplazable en la maquinaria.

2.- Encuentra a las empresas que contratan por aptitudes personales, no por experiencia o habilidades prácticas

Esta es una buena señal cuando estás considerando entrar a una empresa.

Aquellas que buscan a alguien «con ganas de aprender» suelen ser más productivas con sus empleados que las que buscan solamente «3 años de experiencia en marketing digital».

Un buen empleador entiende que hay cosas que se enseñan y otras que no. Cuando cumples con las famosas soft skills, pero no todas las hard skills y sigues en consideración para el puesto, puede ser que la empresa entienda mejor el lado humano que la mayoría.

3.- Busca empresas que inviten el crecimiento interno

Esto implica que la empresa busca que tú crezcas. Las empresas que entienden que es mucho más económico y eficiente contratar externos en los niveles bajos e incentivar el crecimiento interno, saben lo importante que son los miembros del equipo para que la empresa tenga éxito.

Si conoces a alguien que trabaja en una de estas empresas, pregúntale acerca de las oportunidades en la misma, ya que colaborar en un lugar así,  implica crecimiento para ti (o al menos la oportunidad), entrenamiento constante y una preocupación de la empresa por tu desarrollo profesional.

4.- Siente el ambiente de trabajo

Más allá de lo que te diga la persona de recursos humanos, cuando entres a sus oficinas, siente el ambiente de trabajo y busca una señal: felicidad.

Es muy diferente un lugar donde las personas que trabajan ahí están felices, son amigos y se siente esa energía en el ambiente.

En una ocasión trabajé en una empresa donde entrabas a la oficina y el silencio era escalofriante. Poco tiempo después, descubrí que las personas no duraban más de 2 o 3 meses trabajando con ellos, lo que me lleva al siguiente punto.

5.- Cuánto duran las personas en su trabajo

No significa que si todos llevan 30 años ahí, sea una buena señal. Existe tal cosa como un buen punto medio.

Depende mucho de la industria donde trabajes, hay algunas donde durar más de 2 años en tu trabajo es un logro, como en la publicidad, pero hay otras donde es normal pasar 5 o 6 años en el mismo lugar.

Intenta detectar si es anormalmente largo o corto el tiempo de estancia de los empleados. Una empresa que está llena de dinosaurios significa que no habrán muchos puntos de vista frescos, probablemente estancada en procesos burocráticos y en la mediocridad. Si las personas entran y salen como carne de cañón, puedes esperar lo mismo contigo.

6.- Cuál es la meta de la empresa a largo plazo

Este puede ser un indicador importante. Si ni siquiera lo tienen claro, es un problema.

He visto tantas empresas, tanto clientes, como antiguos trabajos, donde los líderes no saben lo que quieren. Si la cabeza no sabe a dónde va, el cuerpo no sabe qué hacer. Esto genera empresas agresivamente medianas.

En cambio, si tienen un objetivo en mente, la organización se comporta de manera distinta, ya que todos tienen clara la dirección que se está tomando. En estos casos, la empresa te puede otorgar un sentido de identidad, ya que te hacen partícipe de lo que están haciendo y sientes que sus logros también son tuyos.

Conclusión

Si decides continuar en el mundo laboral, no menosprecies el valor de tu tiempo y tu trabajo. El lugar donde pasas la mayoría de tu tiempo, debe ser tan importante como tu casa.

No corras con la primer empresa que te ofrezca empleo, tampoco te dejes llevar por aquellos que pagan bien, pero no mucho más. Valora el potencial de felicidad y crecimiento que ese trabajo te puede dar y tómatelo en serio.

Pasar uno o dos meses desempleado  buscando más ofertas, es preferible a pasar uno o dos años de inestabilidad e infelicidad.

Emprendedor y entusiasta de proyectos digitales.

Deja un comentario