El fenómeno de la fragmentación de audiencias

Anteriormente era mucho más sencillo hacer llegar un mensaje publicitario a tu audiencia, imaginando los años 50, cuando existía un número tan pequeño de canales de televisión como tenemos dedos en una mano. Las probabilidades eran que si ponías un anuncio en el programa del domingo en la noche, tu target lo estaría viendo. Conforme aumenta la demanda, aumenta la oferta y empiezan a surgir más y más opciones a elegir. Primero con las revistas, posteriormente la televisión por cable, hasta llegar a la era digital.